julio 16, 2008

La cultura del divorcio


En la actualidad, la cultura del divorcio va ganado terreno. Debido a las condiciones sociales que rigen en este tiempo, el concepto de familia tradicional se ha derrumbado totalmente y no existe aún aun alternativa, algo que le diga a la sociedad que tiene una base, así como durante años nos dijeron que la familia era la base de la sociedad.
Hoy, las parejas jóvenes tienden a disolverse en los primeros años de conformación, sobre todo las que llegaron a formalizar un compromiso matrimonial, firmando documentos y aceptando las responsabilidades que esto implica.
Al parecer, no se tiene plena conciencia de esos compromisos y cuando se percatan que lo firmado y aceptado no corresponde a los intereses personales de cada uno de los integrantes de la pareja, comienzan los conflictos. Cada uno quiere jalar para lados diferentes.
Ahora todos trabajan, ya no se casan para comenzar “desde abajo”, como lo hicieron los abuelos, ahora se planifica la casa, que no el hogar.
Pero, así como la pareja comienza a adquirir los enseres que conformarán su vivienda, así deberían visualizar lo que debería ser su hogar, planificar de acuerdo a los intereses de cada quien, hablar, plantear, acordar y, de ser posible, firmar los acuerdos.
La realidad está ahí y apenas comienzan a realizarse estudios sobre este importante fenómeno social que está causando familias disfuncionales, separaciones traumáticas, rencores, odios y hasta situaciones sumamente violentas.
Las víctimas más directas y afectadas en estos casos son los hijos y de aquí se conformará una nueva generación de ciudadanos, una clase diferente de individuos que crecerán y se formarán con condiciones inéditas para las que ningún especialista tendrá una respuesta.
Las figuras paterna y materna cambiarán su tradicional papel y ahora ¿qué serán?
Es evidente que el origen de todo esto se encuentra en el desarrollo implacable del capitalismo que, para mantenerse requiere que todos los individuos se incorporen a la producción de bienes y servicios.
El tema requiere de estudio muy profundo, por el momento la sociedad se encuentra en una etapa de transición que será muy dolorosa para muchos y, para lo cual, sólo existen paliativos.
¿Qué opinas tú de este tema? Me gustaría que participaras aportando ideas y propuestas.

No hay comentarios: