septiembre 23, 2009

Más del operativo militar del martes

Cortesía de enlaceveracruz213.com.- Grupos fuertemente armados se enfrentaron a balazos la madrugada de este martes en la colonia Petrolera, presuntamente porque ambos bandos discutieron entre sí al no ponerse de acuerdo en el precio de una mercancía, por lo que una mujer apodada “La Comandanta” abrió fuego hiriendo a una persona.

Por lo anterior, los vecinos de la colonia antes mencionada desde muy tempranas horas y en el transcurso del día vivieron una gran movilización militar, los soldados se adueñaron de las calles de esta colonia para así poder catear algunas casas que estaban relacionadas con el crimen organizado, para tal fin, las escuelas cercanas al sector cerraron sus puertas por ordenes castrenses ante el temor que el terror volviera a aparecer y se suscitara una desgracia mayor.

Dentro de lo decomisado en las casas intervenidas se encuentran varios vehículos, entre ellos una camioneta tipo Jeep, una camioneta BMW, entre otras, se presume también que se detuvieron a tres personas que habitan en la calle López Mateos, de la cuales se desconocen sus nombres y las actividades a las que se dedican.

Una fuente extraoficial señaló para NotiSUR que todo inició alrededor de las 4:30 de la mañana cuando un grupo de hombres comandados por una mujer, de sobrenombre “La Comandanta” llegó a la calle Nuevo León a bordo de una camioneta Hummer ,color gris y se estacionó en la esquina con Baja California, de su lujoso vehículo descendieron 10 personas con armas largas, quienes se apoderaron de las esquinas para esperar a una segunda camioneta que llegaría minutos después.

Posteriormente, al sitio llegó el otro conjunto de seis individuos a bordo de la una Hummer negra, guiados por una persona de complexión robusta, quien de inmediato se entrevistó con la Comandanta, y luego de dialogar en la calle, de la camioneta que traía el hombre sacaron alrededor de nueve cajas de huevos, presumiblemente estas contenían armamento o drogas, las cuales fueron depositadas en una casa de seguridad ubicada en la calle Nuevo León entre Baja California y Michoacán, hasta el momento de esta redacción se desconocía el numero de la vivienda, pues los soldados no permitían el acceso a la calle a ninguna persona.

Cuando terminaron de depositar las cajas, nuevamente la mujer y el hombre se volvieron a entrevistar, la dama sacó de su camioneta tipo Hummer un maletín negro, mientras que el hombre pidió a la gente a su cargo le trajeran un maletín blanco.

Se dice, que la Comandanta traía fuertes sumas de dinero en el maletín, con el cual le pagaría al hombre por el contenido de las cajas de huevos, sin embargo, empezaron a discutir, al parecer porque no se pusieron de acuerdo con el precio pactado, viniendo de esta forma los primeros enfrentamientos verbales.

Luego de reñir por algunos minutos en plena vía pública, la dama sacó de entre sus ropas un arma de alto poder, de la cual accionó un tiro al aire, de esa forma se inició la balacera cuando eran alrededor de las 5:50 de la mañana.

En el enfrentamiento los 16 hombres salieron corriendo con la intención de salvaguardar sus vidas, sin embargo se seguían disparando, la Comandanta fue quien logró herir en el hombro derecho al sujeto con quien minutos antes se había entrevistado.

Luego del enfrentamiento donde salieron a relucir metralletas y armas cortas, los del grupo del hombre corrieron hacia la casa de seguridad, mientras que los compañeros de la mujer seguían disparando, finalmente los acompañantes del hombre huyeron del sitio con su guía, quien para esos momentos ya iba herido.

Minutos después, se presume que al lugar arribaron tres unidades de la Policía Intermunicipal, quienes al no tener la capacidad de armamento para contrarrestar el ataque pidieron el apoyo al Ejército Mexicano, quienes desde ese momento tomaron control de la situación, para entonces los presuntos narcotraficantes ya se habían retirado con dirección hacia la avenida Uno.

Cabe señalar que todas las casas aledañas a la zona del tiroteo fueron cateadas para comprobar que no existían más vínculos con el crimen, acción que se llevó todo el transcurso del día, a su vez una casa más ubicada en la calle López Mateos, marcada con el numero 806 A, a muy temprana hora también fue intervenida, de donde los soldados detuvieron a tres personas y se llevaron un vehículo.

A las afueras de esta casa se encontró un tapete de automóvil y rastro de vidrios que bien podrían haber pertenecido a algún vehículo que abrieron a la fuerza los militares, así mismo se localizó una lista con direcciones pertenecientes a la ciudad del Puerto de Veracruz.

Otro rumor llegado a esta casa editorial señaló que alrededor de las 6:30 horas de ayer, los militares a bordo de sus pesados vehículos persiguieron por toda la ciudad hasta llegar a la carretera Coatza-Mina a los presuntos delincuentes que minutos antes accionaron sus armas en la colonia Petrolera, al llegar a la citada carretera los delincuentes abandonaron su unidad en la que huían, la cual era una Voyager color blanca, misma que fue asegurada por el Ejército Mexicano, presentada poco después a sus demás compañeros militares en la calle López Mateos donde cateaban una casa.

Por su parte el subprocurador de Justicia de la zona sur de Veracruz, Jorge Yunes Manzanares, declaró que no tenía conocimiento alguno sobre los operativos que realizaban las fuerzas castrenses, pues dijo que la Procuraduría era ajena a toda actividad de los operativos del Ejercito Mexicano.

Señaló que él tuvo conocimientos de los hechos porque un vecino del sitio dio aviso de los disparos a un Ministerio Público, quien se encargó de ir a corroborar los sucesos, sin embargo los soldados le impidieron el paso y le negaron toda información.

Otra fuente extraoficial declaró que desde hace varios meses justo por el lugar donde se produjo la balacera se estacionaba una unidad de la Policía Federal para implementar guardia día y noche, por lo que se presume que desde hace tiempo este organismo tenía conocimiento de las actividades ilícitas a las que se dedicaban estos vándalos.

CERCA DE LA MEDIA NOCHE, EL MUERTO
Cerca de la media noche, se dio a conocer que se encontró una persona muerta al interior de una de las casas de seguridad ubicada en la calle Nuevo León número 910, colindante a la escuela primaria y secundaria privada John Spark.

El traslado del cuerpo se realizó en medio de un completo operativo de seguridad por parte del Ejército Mexicano, y no se permitió el ingreso de los medios de comunicación a las instalaciones del Servicio Médico Forense.

Hasta el cierre de la edición se desconocía el nombre de la persona encontrada, ni la hora de su deceso, ya que toda la información se manejo por parte de la Secretaria de la Defensa Nacional.
De manera extraoficial se dio a conocer que por la tarde se presentó un segundo enfrentamiento esta vez entre elementos del Ejército y un grupo de personas.

El muerto presentaba dos impactos de bala, uno en el tórax y otro en el brazo derecho, respecto a su edad trascendió que rebasaba los 25 años de edad.

Todo el operativo se realizó con mucho hermetismo desde la madrugada de este martes.
Cabe mencionar que al cierre de la edición los elementos castrenses, seguían custodiando las casas que servían como refugios para los delincuentes.

No hay comentarios: