octubre 10, 2009

Estrella la NASA dos naves en la luna

Después de un viaje de 113 días, el Satélite de Observación y Detección de Cráteres Lunares (LCROSS) de la NASA culminó su misión con éxito, cuando se estrellara por la madrugada de ayer en el cráter Cabeus, ubicado en el polo sur del lado oscuro de la Luna.

“Los instrumentos del LCROSS funcionaron extremadamente bien, enviaron una riqueza de información que mejorará el entendimiento de nuestro vecino celeste más cercano”, señaló Anthony Colaprete, principal investigador de la misión.

No obstante, el interés primordial de los científicos es comprobar la existencia de agua congelada en el satélite, para lo cual tuvieron que “cavar” un poco. Para ello el cohete Centauro de la nave se impactó primero, a las 06:31 (hora de México), que levantaría un penacho de polvo analizado por el LCROSS, información que recabó durante cuatro minutos mientras se precipitaba hacia el mismo destino.

Con este segundo impacto, los científicos contaron con dos penachos de polvo que fueron captados además por otros telescopios en tierra, así como el espacial Hubble y el Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO), que zarpara junto con el LCROSS el pasado 18 de junio.

Entre este material, los científicos buscan fragmentos de moléculas de agua, para comprobar lo que detectara la NASA junto con la agencia india y su sonda Chandrayaan 1 hace algunas semanas. “El equipo está entusiasmado por sumergirse en los datos”, agregó Colaprete.

El equipo del LCROSS espera que pasen varias semanas de análisis de la información antes de que puedan hacer una evaluación definitiva sobre la presencia del compuesto en el satélite.
¿Y QUÉ SI HAY AGUA? Si bien, como apuntan los científicos de la NASA, ésta y otras investigaciones en el satélite tienen como objetivo tener un mejor entendimiento de éste, también forma de los preparativos para otras aventuras espaciales.

Para 2020, la NASA planea regresar a la Luna y de ahí gestar nuevos proyectos para establecer una base y así, décadas después, aventurarse a Marte. En este sentido, los científicos señalan que hallar agua en la Luna sería un gran avance para estos proyectos, puesto que resolvería un problema de abastecimiento que de otra forma implicaría los contratiempos que se buscan ahorrar ésta y otras agencias espaciales.

No hay comentarios: