octubre 20, 2009

Llama AMLO a diputados del FAP a no votar la Ley de Ingresos

Andrés Manuel López Obrador llamó a legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) a no aprobar la iniciativa de Ley de Ingresos para 2010 presentada por la oligarquía, que establece aumento a impuestos y a los precios de las gasolinas, y adelantó que “no voy a quedarme callado” si algún diputado del PRD, PT y Convergencia levanta el dedo u oprime un botón a favor de dicha propuesta.

El presidente legítimo de México convocó, tanto a diputados como senadores de los tres partidos mencionados, a no aceptar “el cuento”, el argumento esgrimido por el gobierno espurio de Felipe Calderón y los diputados priistas y panistas, “de que no hay de otra”, porque se presentaron dos iniciativas para la austeridad republicana y para eliminar los privilegios fiscales, que permitirían obtener una recaudación adicional por 500 mil millones de pesos anuales.

Sin rodeos, les envió desde esta entidad un mensaje a los legisladores del FAP: Voy a estar pendiente, porque --con todo respeto lo digo-- no voy a quedarme callado, si un senador o diputado del PRD, PT o Convergencia vota a favor de aumentar impuestos, vota a favor de crear nuevas contribuciones y vota a favor de aumentar los precios de las gasolinas, el diesel, el gas y la energía eléctrica”.

Les expresó “con mucha claridad que no hay austeridad republicana, si no se reducen a la mitad los sueldos de los altos servidores públicos y se eliminan los privilegios de los altos funcionarios públicos y si no se terminan los privilegios fiscales en beneficio de los 100 hombres más ricos de México”.

También destacó que los ciudadanos del Movimiento en Defensa de la Economía Popular “no vamos a permitir de ninguna manera que se apruebe el paquete económico que envió la oligarquía, a través de su empleado Felipe Calderón y de sus dos partidos, el PRI y el PAN”.

En vísperas del proceso legislativo de aprobación de las iniciativas de Ley de Ingresos y del Presupuesto de Egresos para el próximo año, manifestó que “no es posible que se aprueben” ambos proyectos en los términos propuestos por la mafia de la política, del poder y del dinero, a través de su empleado Felipe Calderón.

Acompañado por los senadores Gabino Cué y Salomón Jara, prosiguió: “Si no hay una ley de austeridad y una reforma legal para terminar con los privilegios de los grandes empresarios y banqueros, que no pagan impuestos, no se debe votar la Ley de Ingresos que están preparando el PRI y el PAN, que consiste en aumentar los impuestos y los precios de las gasolinas, el diesel, el gas y la energía eléctrica”.

Durante el quinto día de la novena semana de recorrido por los 418 municipios de usos y costumbres de Oaxaca, López Obrador dijo por la mañana a los habitantes de Miltepec que es necesario reducir a la mitad los sueldos de alta burocracia y de eliminar los privilegios fiscales a favor de banqueros y grandes empresarios.

“No pagan impuestos la Coca Cola, Bimbo, Telmex, Cemex, Walmart, Bancomer, Banamex, entre otros que tienen más ingresos”.
Andrés Manuel López Obrador
Político


En tiempos de crisis económica y con tan pobreza en México, especialmente en Oaxaca, “es un abuso y una inmoralidad que un funcionario público gane 600 mil pesos mensuales, además de prestaciones especiales, como atención médica privada y caja de ahorro, señaló en alusión a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Al manifestarse por la eliminación de las pensiones millonarias que reciben los ex presidentes Luis Echeverría, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo y Vicente Fox, por considerar que dejaron en ruina a la nación, López Obrador subrayó que la iniciativa para la austeridad republicana que presentaron los legisladores afines a su movimiento permitiría obtener alrededor de 200 mil pesos adicionales anuales, sin necesidad de aumentar los precios de las gasolinas.

Con fundamento en experiencias recientes, destacó que “cuando aumentan las gasolinas, se disparan todos los precios de todos los artículos, incluidos los de primera necesidad” e informó que los precios por kilo del fríjol, el arroz y el azúcar se incrementaron al doble a partir de que Calderón Hinojosa usurpó la Presidencia de la República.

“Ya es tiempo de que paguen impuestos los de mero arriba. Son 100 mexicanos que no cumplen con sus obligaciones fiscales, son los más ricos del país, y ahora, por primera vez, se está ventilando, se está destapando el asunto que sólo paga impuestos el pueblo raso, el profesionista y el pequeño y mediano comerciante y empresario”, urgió.

Luego pasó a los ejemplos. “No pagan impuestos la Coca Coca, Bimbo, Telmex, Cemex, Walmart, Bancomer, Banamex, entre otros que tienen más ingresos”.

Con base en reportes oficiales, dijo que el año pasado alrededor de 400 grandes empresas y bancos reportaron ingresos por cinco billones de pesos, de los cuales desembolsaron sólo el 1.7 por ciento al pago del Impuesto Sobre la Renta, mientras que un profesionista o un comerciante paga mil 500 por ciento más por dicho impuesto que el más rico de México, lo cual representa una gran injusticia.

Pero si se acaban los privilegios fiscales, se obtendrían hasta 800 mil millones de pesos adicionales por año y no habría necesidad de exprimir al pueblo ni de aumentar los precios de las gasolinas y habría recursos suficientes para ampliar los programas sociales, como Oportunidades, Setenta y más, entre otros, además de destinar un presupuesto suficiente a las universidades públicas, para que no rechacen a los jóvenes de nivel superior, agregó.

Por otra parte, reiteró su apoyo a los trabajadores electricistas y afirmó que de manera ruin y cobarde, Calderón dio a conocer un decreto para desaparecer la empresa Luz y Fuerza del Centro para dejar en la calle a 43 mil trabajadores y en la incertidumbre a 20 mil jubilados.

“Se necesita ser de malas entrañas para tomar una decisión de ese tamaño, con el pretexto de que los trabajadores son ineficientes y que tienen privilegios. Les molesta a los oligarcas que un trabajador gane 10 mil pesos por mes, cuando ellos ganan más en el gobierno y son de los más ricos del mundo”, enfatizó.

Y se preguntó: ¿Qué es lo que hay detrás de dicha decisión de Calderón? Quieren los potentados quedarse con la industria eléctrica, aseguró.

No hay comentarios: